El grupo es una oportunidad de autoconocimiento y crecimiento personal, compartido en un entorno de confianza e intimidad para expresar lo que les pasa.

La colaboración entre los participantes, que hacen de espejos, enseña a mirarnos, a la vez que a mirar a los demás y responder desde un lugar más auténtico.

Es una oportunidad para mejorar las relaciones, con uno mismo y con el otro, dentro y fuera del grupo. Como terapeuta acompaño los procesos personales, motivo la participación y dirijo las dinámicas destinadas al propio reconocimiento y al de los demás.

Los grupos terapéuticos tienen una duración de 2 a 4 horas.
Pueden ser semanales o quincenales.
Con entrevista previa.