Cuando un niño/a o adolescente presentan un síntoma, nos pone sobre aviso de que algo está ocurriendo en el seno familiar. Por eso la intervención terapéutica en familia comienza con la asistencia de los padres a las sesiones. Se trabaja con ellos para revisar posibles dinámicas que pueden estar entorpeciendo los vínculos relacionales. Los menores avisan y los adultos son los responsables del trabajo terapéutico.

La intervención con los niños/as o adolescentes es puntual si se ve necesaria y va dirigida a ofrecerles recursos para poderse desarrollar de la mejor manera en su ámbito familiar y social. Siempre teniendo en cuenta las etapas en la que se encuentra el/la menor.

Sesión de 1H.30, precio: 80€