Descubre que ya eres alguien y ya eres importante. Sólo tienes que hacer un movimiento, darte la vuelta y empezar a mirarte. Invierte en ti. Conócete. Responderás mejor a las situaciones que se te presenten y ampliarás tus posibilidades.

Terapia Individual

Si lo que buscas es sentir tranquilidad de una manera más continua, saber que puedes manejar cada situación que se te presenta, sentir que eres un buen guía para tus hijos, mantener buenas relaciones con los demás, que te dedicas a lo que te gusta y, en definitiva, vivir en paz, te digo que es posible.

¿Te gustaría saber por dónde empezar y cómo hacerlo?

En terapia Individual te ofrezco ese espacio íntimo y confidencial que necesitas para hacerlo. Podrás expresar lo que te pasa y lo que sientes, poniendo en orden las ideas y los sentimientos. Eso te dará mayor claridad para saber qué necesitas.

Siempre confío en que tú sabes por donde tienes que ir

Te acompaño a que:

  • Puedas entender lo que sientes y le pongas nombre
  • Pongas atención a lo que piensas, pues es clave a la hora de gestionar lo que sientes y te da información de cómo vives las situaciones por las que pasas.
  • Identifiques aquello de lo que te tienes que hacer cargo, y no cargar con lo que no te corresponde
  • Veas las posibilidades que hay en ti para responder a los cambios.
  • Te des cuenta que puedes elegir cómo quieres vivir.
  • Entiendas lo importante que eres para tu vida

Te aseguro que en el proceso te irás encontrando mejor contigo, con más ganas de saber de ti, y con más confianza para ofrecerte lo que necesitas.

Cuando empiezas a entenderte te das cuenta de lo que eres capaz

Terapia Pareja

  • ¿Sentís que la relación no avanza y no sabéis cómo salir de ahí?
  • ¿Pensáis que es momento de tomar alguna decisión, pero que antes queréis dar una oportunidad a la pareja a ver si hay otras maneras de hacerlo?
  • ¿Habéis tomado la decisión de separaros y queréis lo mejor para vuestros hijos?

Este es el espacio que os ofrezco

Son varios los factores que afectan a la pareja. Algunos son evidentes y otros no.

Hay que entender que una pareja son dos personas que se unen, pero no vienen solas, cada uno de los miembros viene con una historia y pertenece a un sistema familiar. Tienen diferentes maneras de hacer y ver la vida. Esto al principio puede pasar desapercibido, pero a la larga puede crear conflicto, si a esto se añade la llegada de los hijos, la situación puede agravarse. A veces no entendemos que es lo que puede estar perjudicando la relación causando consecuencias dolorosas.

Quiero que sepáis que si hay un espacio donde tenéis la oportunidad de crecer y enriquecer vuestras vidas, es en el de pareja.

Por eso os ofrezco este espacio terapéutico para que podáis mirar y poner foco en aquello que puede estar interfiriendo en la relación.

La terapia os ayudará a

  • Identificar los factores que pueden estar generando los conflictos
  • Compartir lo que tenéis que decir, lo que sentís y cómo vivís la relación, asegurando la escucha y la comunicación.
  • Entender lo que necesita la pareja
  • Y si se da el caso, hacer un buen cierre en beneficio de los hijos y la familia.

Terapia Familiar - Padres

Si eres padre o madre y estás preocupado por tú hijo/a, porque tiene dificultades, o sientes que la relación se ha vuelto conflictiva y no sabes qué hacer ante ciertos comportamientos.

Te ayudo a mirar qué puede estar generando el conflicto y qué puede estar sucediéndole a tu hijo/a.

Me gusta acompañar a los padres, también soy madre y me he visto en situaciones en que sé lo difícil que es no encontrar la manera de hacer las cosas o de tomar algunas decisiones.

La preocupación que sientes por tu hijo/a, y no saber qué hacer, te resta energía y te impide enfocarte en tu vida, llegando incluso a perjudicar tu cuidado personal y tu relación de pareja.

Te voy a decir algo que he aprendido y te puede servir: los hijos son importantes, los amamos y queremos lo mejor para ellos, pero forman parte de nuestra vida, no son nuestra vida. Ten en cuenta esto a la hora de ayudarlos y no perderte de vista, porque si te descuidas, te debilitas y pierdes la dirección.

Por eso la intervención terapéutica comienza con los padres, aunque el problema lo traiga tu hijo/a. Es un apoyo para entender lo que pasa y para expresar lo que sientes.

Os acompaño a revisar las posibles dinámicas que pueden estar entorpeciendo las relaciones y creando conflicto.

Confío en que como padres podéis manejar la situación en beneficio de todos.

Parto del principio de que, como padres, queréis lo mejor para vuestros hijos, sin importar la situación en que esté la pareja. Se trata de dirigir la mirada a vuestro/a hijo/a en beneficio de la familia.

La intervención terapéutica con vuestro/a hijo/a se hará si es necesaria, y estará orientada a ofrecerle recursos para manejar la situación. Siempre tengo en cuenta la etapa en la que se encuentra.

 

Para un hijo, los padres nunca se separan

Terapia en grupo

Si hay algo que el grupo te puede ofrecer es escucha con todos los sentidos. Es un espacio donde descubres que no estás solo en tu proceso y que las experiencias de los demás y sus vivencias, te conectan con las tuyas.

Cuéntame tú vida y me estarás contando la mía

Las ventajas que te vas a encontrar si participas, tanto en grupos terapéuticos como en talleres grupales, es que tu proceso terapéutico se acelera y ampliarás tu mirada hacia ti mismo. Además, decides cuándo y de qué manera participar.

Así que te invito a experimentarlo, te beneficiarás de:

  • Sentirte acompañado y comprendido
  • Ser escuchado sin ser juzgado, todos están en las mismas
  • Poder compartir y enriquecer a otros con lo que ofreces
  • Enriquecerte con lo que ofrecen los otros
  • Nombrar aquello que te pasa porque lo oirás en boca de otro
  • Mejorar las relaciones con los demás
  • Mirarte con respeto, porque podrás expresarte tal cuál eres
  • Recuperar las ganas de cuidarte y saber cómo hacerlo
  • Ampliar tú propio conocimiento

Es un descubrimiento maravilloso y un espacio muy potente donde el compartir se vuelve muy enriquecedor

Tres formas de participar

Si estás cuidando de un familiar o tienes a tu cargo a una persona dependiente, te invito a participar en este grupo. Es un espacio para ti y tu cuidado.

Si tú te cuidas, cuidarás mejor

Te beneficiarás de:

Compartir con otros que están en tu misma situación

Entender qué te pasa y nombrar lo que sientes sin juicio

 Aprender a manejar tus emociones

Saber organizar tu tiempo para tu cuidado

Si lo que quieres es hacer un trabajo de autoconocimiento te invito a participar en este grupo donde el trabajo es transformador ya que tomas conciencia de ti a través de los demás.

Te darás cuenta de:

Cómo te relacionas contigo y con los demás

Lo que sientes, piensas y cómo actúas

Quién eres y cómo quieres vivir

Esto te ayudará a:

Mejorar tus relaciones

Poder elegir tus respuestas ante cualquier situación

Sentir que participas de tu vida

Si quieres hacer un trabajo de autoconocimiento a través del movimiento corporal y la meditación, te invito a participar en este grupo.

El cuerpo no miente y es un medio amable y sin riesgo para llegar a lugares más profundos. La expresión corporal es una manera de transformar aquello que, con palabras a veces se dificulta.

Te vas a beneficiar de:

Expresarte libremente con tu cuerpo

Disfrutar del movimiento

Descargar la mente

Conectar con lo que sientes y lo que te pasa

Liberar tensión

Cuando te dedicas el espacio para cuidarte y expresarte como eres, te conectas con la vida. Darte cuenta, no te da la felicidad inmediata, pero te da la oportunidad de decidir el camino que, a la larga, te ayudará a vivir con alegría y en paz contigo mismo

“Gracias al ayuntamiento que nos ofreció a Isabel como terapeuta para el grupo de apoyo de cuidadores, en el que a día de hoy los integrantes seguimos relacionándonos. Nos hizo florecer lo mejor de todos nosotros, sentimientos tanto buenos como “malos”, siempre con confianza e ilusión, y esperando el día de la sesión. Estoy agradecida y al terapeuta solo puedo pedir confianza para explicar cualquier tema.” Concha (Grupo de cuidadores)